lunes, 7 de septiembre de 2009

Madrid, 1933
Henri Cartier-Bresson




horas quietas;
mi pipa humeando, ojos café
mirada gélida.

Mi pipa y yo;
las olas horas, tabaco rojo,
sangre negra.

De repente, tempestad
la pipa en el suelo y tempestad.
Tú cuerpo.

Gritamos, trillando
el silencio.

Para la brevedad,
intensa magnitud.

De Lejos,
la tempestad.
Ya lejos.